Derecho de arrastre (drag along)

Este derecho permite vender la empresa en caso de que llegue una oferta con un precio mínimo garantizado. Así se asegura que si la mayoría de socios quiere realizar la venta,la operación no quedará bloqueada por ningún pequeño inversor.